Turismo Turismo Rural Cuenca

Moya

Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982, la localidad de Moya es actualmente un pueblo fantasma situada en el extremo oriental de la provincia de Cuenca, abandonado hace más de 20 años, que tuvo gran importancia durante la Edad Media y conserva interesantes ruinas.

Oficialmente, la villa de Moya es fundada en el año 1210. Tras la conquista de Castielfabib, Ademuz y Serreilla por Pedro II de Aragón, Alfonso VIII puebla Moya. A principios del siglo XIII fue construido su castillo. Durante toda la Edad Media se desarrolla como enclave defensivo cristiano y en 1475, cuando los Reyes Católicos conceden la villa a don Andrés Cabrera, primer marqués de Moya, alcanza su momento de mayor prosperidad que mantendrá durante todo el siglo XVI. Este marquesado, con cabecera en Moya, del que dependía 36 poblaciones, pasa a la familia Villena-Escalona, luego al ducado de Peñaranda y finalmente a la Casa de Alba.

Sus habitantes abandonaron el recinto urbano primitivo hace unos dos décadas, trasladándose a Santo Domingo de Moya, al pie de la ladera de la elevación rocosa donde se asienta Moya, de la que hasta ese momento no era más que uno de sus arrabales. Recientemente se han realizado trabajos de restauración en varios edificios de Moya, el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial fundamentalmente.


Visitas de interés:

- El Castillo. Destaca su magnífica puerta de entrada, su foso y parte de las murallas defensivas que eran de doble recinto.

- El Convento de la Concepción y la Iglesia de Santa María, situados en el barrio de San Pedro, están bien conservados. La parroquia fue construida en el siglo XV.

- El Ayuntamiento y el pósito, del siglo XVII, se mantienen en pie frente a la iglesia, en la que fuera la Plaza Mayor.

- Además, se pueden recorrer otros templos como la Iglesia de la Santísima Trinidad, la Iglesia de San Miguel, la Iglesia de San Juan y San Bartolomé y el Convento de San Francisco.


Fiestas y tradiciones:

- Son muchas las tradiciones que se han perdido debido al abandono masivo de los habitantes hacia las ciudades, pero aún quedan algunas que se siguen celebrando. Las que todavía se celebran dentro de la Villa son actualmente dos: El Septenario y El Cristo de la Caída.
- Antes de la decadencia, en la época en la que la localidad contaba con siete iglesias en funcionamiento, eran numerosas las fiestas religiosas que las cofradías celebraban, encargadas también de organizar las procesiones de los santos que veneraban.


Gastronomía:

La gastronomía de Moya recoge la esencia de la cocina conquense, cuyos platos más importantes son los siguientes:

CARNES: conejo al ajillo, cuchifrito, morteruelo, zarajos, perdiz en escabeche, cordero asado.

PESCADOS: atascaburras, truchas, cangrejos de río, ajo arriero.

GUISOS: gachas, migas, pisto manchego, sopas de ajo, pipirrana, gazpachos.

POSTRES: alajú, leche frita, torrijas.


Más información:

Ayuntamiento
Plaza del Santo, s/n
Tfn: 969 36 53 26






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 http://www.turismoruralcuenca.com. Última actualización: 28/01/2013 - 15:34:54.